Pelea de Canelo con Bivol podría cancelarse por influencias político-deportivas

Box.- Saúl Álvarez tomó la decisión de volver a competir por un cinturón de semipesado en contra de Dmitry Bivol. La noticia fue confirmada en medio de un convulso momento entre Rusia y Ucrania que derivó en la invasión de las tropas comandadas por Vladimir Putin al país vecino. En ese sentido, el excampeón mundial de peso completo, Vladimir Klitschko, pidió que la reyerta sea cancelada con la finalidad de continuar con las sanciones aplicadas a los atletas rusos en diversas disciplinas.

Durante una de las intervenciones que tuvieron para los micrófonos de la BBC, el exatleta ucraniano aseguró que “no se le debe permitir pelear a Bivol. No es nada contra él u otros atletas, se trata de la política de Rusia. Cada representante ruso debe ser sancionado porque de esta manera le mostramos a Rusia que el mundo está contra esta guerra sin sentido”.

Junto a su hermano Vitali, alcalde de Kiev, Vladimir se ha convertido en uno de los rostros más visibles en el bando ucraniano. Por medio de sus redes sociales anunció que ambos personajes se unirían al ejército de su país para repeler la posible invasión rusa y, desde entonces, se ha encargado de emitir constantes actualizaciones sobre la situación en su país. Por ello, sus declaraciones acerca de la próxima pelea de Canelo Álvarez han tenido eco en el mundo deportivo.

Desde que estalló el conflicto armado, diversos organismos internacionales de múltiples disciplinas deportivas han optado por separar a los atletas nacidos en Rusia de sus competiciones. Como ejemplo, la UEFA eliminó a los clubes de dicho país en las competencias de futbol europeo, mientras que la FIFA optó por expulsar a la selección rusa del Mundial de Qatar 2022.

En el caso del pugilismo, el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), presidido por Mauricio Sulaimán, optó por no avalar peleas en las que tengan participación boxeadores rusos y bielorrusos. “Es una decisión terrible, pero necesaria para demostrar que el mundo del deporte, del boxeo y que todos queremos la paz”, declaró el dirigente mexicano.

A pesar de dicha medida, la reyerta entre Canelo Álvarez y Dmitry Bivol no cuenta con algún impedimento legal o deportivo para llevarse a cabo. Cabe mencionar que el título apostado por el ruso es el avalado por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en las 175 libras. Por ese motivo, el encuentro no se rige bajo las condiciones impuestas por la federación de las fajillas verdes.

En el caso de la AMB, la determinación contra los atletas rusos fue excluirlos del ranking, aunque la medida no afectó a Bivol, pues ya no vive en el país europeo desde hace varios años. Lo que sí le afectará será no ver el nombre de su país en la clasificación, así como la imposibilidad de portar su bandera y entonar su himno nacional en el combate contra el mejor libra por libra del mundo.

El económico es otro de los intereses que podría verse afectado en caso de la cancelación de la reyerta. Cabe mencionar que la mayoría de los rivales que han enfrentado a Canelo, así como los promotores, han sido beneficiarios de jugosas ganancias debido al alcance mediático del originario de Guadalajara, Jalisco. Aunque no se ha confirmado el monto específico para el careo de mayo, Álvarez asegurará USD 160 millones por tres peleas en el año. Es decir, aproximadamente 53.3 millones de dólares por el primer combate.

Por su parte en la presentación oficial de la pelea programada para el 7 de mayo de 2022 en Las Vegas, Nevada, Bivol no pasó por alto el conflicto. “Le deseo a todos la paz, es muy triste despertarse todos los días y ver las noticias. Espero que se detenga (la guerra)”, declaró ante los medios de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *