La Nanotecnología crea métodos de diagnóstico y terapéuticos más efectivos en el campo de la medicina: Brandon Ortiz Casas

La nanotecnología se ha usado para apoyar a la creación de las vacunas para prevenir el Covid-19; Pfizer, Moderna, AstraZeneca

La Nanomedicina uno de los métodos que se pueden usar en el tratamiento contra el cáncer

Por: Alejandro Gómez Sotelo.

La Nanotecnología ha permitido mejorar ciertas reacciones químicas, elaborar materiales flexibles y fuertes, ayudar en la remediación ecológica y crear métodos de diagnósticos y terapéuticos que sean más efectivos para ayudar al campo médico, sin embargo, ese tipo de tecnologías no se ha democratizado en México y Guerrero a pesar de ser una de sus primeras necesidades, sostuvo el ingeniero en biotecnología, Brandon Ortiz Casas.

“La Nanomedicina es el uso de la Nanotecnología para apoyar causas clínicas en casos como las vacunas creadas para tratar el Covid-19; Pfizer y Moderna son sistemas de Nanopartículas, lo mismo que Sputnik y Astra Zéneca, pero también en temas de cáncer”, apuntó el portador del título de distinción más importante que se pueda dar a un estudiante de posgrado en una maestría en ciencias y enfocado en el campo de la Nanotecnología en cuestiones de salud y bienestar.

Originario de Iguala y graduado de la University Of Oxford (Universidad de Oxford) considerada la segunda institución más prestigiada del mundo, el investigador aceptó que al abordar el tema de la democratización de la Nanomedicina para ponerla al alcance de todas las personas que realmente la necesitan surge una limitante muy grande y contrastante, debido a que en el país se quejan por la falta de insumos quimioterapéuticos libres y resulta complicado conseguir otras versiones más caras.

Con una investigación actual en temas de Nanomedicina y órganos artificiales, Ortiz Casas reconoció que uno de los retos abordables para atender las necesidades de la comunidad no solamente se basa en la creación de sistemas más inteligentes y efectivos, sino más democráticos y accesibles para la sociedad, “vemos los costos en los tratamientos oncológicos tradicionales y la versión nanotecnificada”.

Abordado vía telefónica, el investigador igualteco dijo que si bien la Nanomedicina y Nanotecnología están avanzando pero para el uso del ser humano al 100 por ciento como cualquier fármaco deberán pasar algunas décadas, pero aclaro que no se trata de un campo tan nuevo porque son casi 70 años de uso de ese sistema en humanos pero no se ha democratizado, lo que ha propiciado la apelación de la gente ante lo erróneo de la comunidad científica y la carencia de conocimiento.

El graduado de la Universidad de Oxford, Inglaterra, consideró contrastante el avance de la Nanotecnología con la falta de incremento de fármacos para tratar los diferentes tipos de cáncer, pero aceptó la existencia de un escenario donde salen sistemas interesantes y muy originales dentro de ese campo, para empezar a sacar innovaciones que permitan mejorar las radioterapias.

Sobre la diferencia entre la farmacéutica actual y la Nanomedicina en casos de cáncer, Brandon Ortiz Casas explicó que los fármacos actuales no son inteligentes y no llegan al tumor ni a las células cancerígenas y por lo tanto se pierden en el cuerpo afectando hígado, riñón, tejidos sanos y otros órganos, mientras que la Nanotecnología crea vehículos con inteligencia temporal y espacial para saber en qué momento se libera el medicamento.

“Se trata de que el fármaco llegue directamente al tumor para disminuir las cantidades de quimioterapéuticos que pueden afectar los tejidos sanos”, insistió el ingeniero en biotecnología, al reiterar que la Nanotecnología busca hacer tratamientos inteligentes y optimizar los fármacos actuales que si bien no son malos, pero que tienen varias desventajas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *