Los 12 ediles del cabildo aprobaron la designación de 14 oficiales del registro civil en las diferentes comunidades rurales

Por: Alejandro Gómez Sotelo.

Por unanimidad de votos, los 12 ediles del cabildo aprobaron la designación de un primer bloque de 14 oficiales del registro civil ubicados en diferentes comunidades rurales del municipio, por lo que quedaron pendientes de analizar, discutir y avalar los perfiles de otros cinco aspirantes a esos cargos de igual número de localidades para abarcar todo el territorio taxqueño, en el ánimo de apoyar a la población respecto a su situación jurídica en ese tipo de trámites administrativos.

En sesión ordinaria de cabildo, los representantes populares tuvieron en sus manos un primer bloque de expedientes de mujeres y hombres interesados en asumir las oficialías del registro civil en el área rural de Taxco, por lo que después del análisis respectivo determinaron aprobar la designación de 14 oficiales distribuidos en puntos estratégicos del municipio para llevar a cabo los procedimientos solicitados por la población.

Hasta el momento quedaron pendientes de análisis y aprobación los oficiales del registro civil de las comunidades de Cacalotenango, Chichila, Huahuaxtla, San Juan del Monte y San Miguel Acuitlapan, con lo que estarían cubiertas las 19 representaciones en todo el municipio de Taxco para brindar asesorías y apoyos relacionados a cuestiones administrativas relacionadas a actas de nacimiento, matrimonio y defunción.

Durante el encuentro edilicio se hizo énfasis en la simplificación de trámites a través de los nuevos oficiales del registro civil y que sean estos funcionarios, quienes orienten claramente a la población sobre los alcances de cada oficialía del municipio y las facultades que tiene la Coordinación Técnica del Registro Civil del Estado, en relación a correcciones de errores ortográficos y mecanográficos, modificaciones o posibles procedimientos administrativos cuando un caso no este del todo claro.

Varios ediles recordaron que hace años en algunas oficialías del registro civil del área rural se cometían muchas irregularidades, porque aún y cuando sus titulares no tenían el aval de un juzgador y eran omisos de sus alcances, realizaban indebidamente correcciones y anotaciones ilegales en documentos como actas de nacimiento, lo que traía afectaciones a la población porque pagaba mucho dinero por un trabajo no desarrollado y fuera de todo reconocimiento jurídico.

Bajo esa premisa, el cuerpo edilicio hizo el llamado a los nuevos oficiales del registro civil para desempeñar su función con ética, responsabilidad, seriedad y apego a la ley en la materia, evitando que las cuestiones administrativas transiten al terreno judicial como ocurría anteriormente en un porcentaje importante poblacional de las comunidades rurales, por la omisión y deshonestidad de ex servidores públicos que generaban muchos problemas en relación a errores en documentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *