Se realizan con éxito las «Cruzadas de cirugía Pediátrica» en Taxco e Iguala

Por: Alejandro Gómez Sotelo.

Gracias a las cuatro ediciones de las “Cruzadas de Cirugía Pediátrica” realizadas primeramente en el municipio de Taxco y tres en Iguala, cerca de mil niñas y niños han sido intervenidos quirúrgicamente sin costo alguno en problemas de nacimiento como paladar hendido, labio leporino, secuelas de quemaduras, frenillo y malformaciones en alguna extremidad, atendiendo con ello a la gente más necesitada, dijo el sacerdote e impulsor de esas jornadas de salud, Alberto Alarcón Mota.

Abordado durante las cruzadas efectuadas en Iguala del 29 de Abril al 2 de Mayo, el presbítero defendió la coordinación de la sociedad, iglesia, el Colegio Mexicano de Cirugía Pediátrica, la Academia Mexicana de Pediatría, el Club Rotario del Valle de Iguala, Club de Leones, así como los gobiernos estatal y local, de donde se desprende un ahorro cercano a los 7 millones de pesos por la realización de esas operaciones en menores de edad sin desembolsar dinero.

Alarcón Mota, recordó que esas cruzadas surgieron a iniciativa de la iglesia al conocer la labor altruista desarrollada por médicos de los mejores hospitales del país, quienes realizan cirugías gratuitas en lugares muy pobres de México donde se concentran esos padecimientos en infantes, con la finalidad de ayudar a los sectores más desprotegidos de la población, “las eminencias en salud se organizan con hospitales para atender a las niñas y niños a través de una labor social”.

Señaló que en el 2014 durante una peregrinación en Tierra Santa, cuando los medios masivos de comunicación transmitían el lamentable caso de los 43 normalistas desaparecidos e imágenes del Guerrero violento, con pobreza y un alto nivel de corrupción política, se hizo una alianza con el promotor de esas cruzadas a nivel nacional, Jorge Alamillo Landin, para llevar a cabo la primera campaña en Taxco y posteriormente en Iguala, pero por la pandemia del Covid-19 se interrumpieron.

Luego de esa alianza, dijo el sacerdote católico, se llevaron a cabo las valoraciones médicas de muchos infantes provenientes de las siete regiones geográficas de la entidad suriana para programar las intervenciones quirúrgicas gratuitas a cargo de especialistas de otros estados del país, debido a que en Guerrero no se cuenta con un hospital infantil para atender esos padecimientos con prontitud y los menores deben ser trasladados a otros nosocomios de la nación.

Alberto Alarcón Mota, apuntó que casos de paladar hendido, labio leporino, secuelas de quemaduras y malformaciones en alguna extremidad, se presentan en regiones muy pobres de Guerrero y zonas indígenas donde el machismo se opone al control prenatal de las mujeres embarazadas, por lo que la falta de vitamínicos contribuye a las deformaciones, “al nacer el niño con algún problema le echan la culpa a la luna o dicen que es brujería, cuando fue falta de atención médica en la mujer”.

Destacó que en cada campaña de salud operan gratuitamente a unos 250 infantes y a éstos se les otorga el seguimiento quirúrgico para completar su tratamiento, a través de cirujanos pediatras en cirugía plástica y odontólogos pediatras que se coordinan con el promotor de esas cirugías en Iguala, José David Flores Botello, el cual ha mostrado un alto espíritu altruista en beneficio de la niñez.

Hizo un balance de los costos para realizar las cerca de mil operaciones en una clínica particular, por lo que se puede hablar de 7 millones de pesos para poder sufragar esas cuatro cruzadas quirúrgicas, “en un hospital privado las cirugías de paladar hendido o labio leporino salen en unos 70 mil pesos y en estas jornadas son gratuitas, gracias al profesionalismo y humanismo de los especialistas que aportan sus conocimientos para ayudar a la comunidad infantil sin cobrar un peso”.

Agradeció a la sociedad civil y grupos de parroquias que aportaron comida, agua y regalos con motivo del “día del niño”, así como la iniciativa de los sacerdotes para acondicionar albergues para dar cobijo a la gente de las zonas más alejadas del estado que acudieron a las cruzadas, en tanto que el gobierno estatal aportó los insumos para esas labores.

El clérigo Alarcón Mota reconoció y agradeció el respaldo del coordinador de las cruzadas de cirugía pediátrica, José Antonio Ramírez Velasco, por su dedicación y labora humanitaria para ayudar a las niñas y niños guerrerenses de una manera desinteresada y con ello atender ese tipo de problemas de nacimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *