«El aborto tiene que ser legal» presidenta de la (EAM); Eva Albavera Viveros

Por: Alejandro Gómez Sotelo.

Tras asegurar que Guerrero es una de las siete entidades del país con mayor prevalencia de muertes de mujeres por procedimientos abortivos inseguros, clandestinos y en malas condiciones sanitarias, la presidenta de la asociación civil “Equidad y Autonomía en Movimiento” (EAM), Eva Albavera Viveros, defendió que la interrupción legal del embarazo tiene que ser legal y el estado debe encargarse de otorgar esas atenciones en salud hacia el género femenino.

“Es momento de un ya basta”, exclamó la activista, al reprochar que Guerrero también ocupe los primeros lugares nacionales en abuso y acoso a niñas y niños, así como en embarazo en adolescentes, por lo que se debe aprovechar que después de 20 años intentando despenalizar el aborto la iniciativa haya sido turnada a la comisión de gobierno del Congreso Local, para la votación a favor o en contra de las diputadas y diputados de diferentes expresiones partidistas.

Albavera Viveros, mencionó que en el 2018 tanto Guerrero, como Chiapas y Coahuila ocupaban los primeros lugares en embarazos en adolescentes, pero en el caso del territorio suriano de cada 100 mil mujeres se registró el 24.1 por ciento de nacimientos entre niñas, adolescentes y jóvenes 10 y 17 años de edad, incluso, se contabilizaron embarazos en niñas de 9, 10, 11 y 12 años de edad en su mayoría por situaciones de abuso y violación.

Dijo que si bien a raíz de la elaboración de la iniciativa para la interrupción legal del embarazo se presentaron diferentes posicionamientos, posturas y hasta hubo marchas de colectivos en la vía pública, pero aunado a ello se debe trabajar a favor de los derechos humanos de las mujeres y el mejoramiento de sus condiciones de vida, a través de ordenamientos jurídicos aprobados desde el poder legislativo.

Consideró grave la problemática de las niñas que son obligadas a continuar con los embarazos no deseados, así como el aumento de violencia ejercida por las parejas, en lo laboral, económico y hasta la trata de personas con fines de explotación sexual, “es delicado que las mujeres no puedan ejercer el derecho a la interrupción del embarazo, más allá de juicios morales o religiosos y si en la parte estrictamente jurídica, como poseedoras de derechos constitucionales desde su nacimiento”.

Eva Albavera Viveros, lamentó que en Guerrero no haya acceso a la educación sexual y métodos anticonceptivos por la deficiencia en los servicios de salud y puso como ejemplo la existencia de mujeres con hasta tres hijos que no conocen sus órganos genitales, debido a que en las instituciones educativas nunca les orientaron sobre los hábitos de higiene y mucho menos hicieron énfasis en formar y educar a las nuevas y futuras generaciones.

En contraste, indicó que en la capital del país la mayoría de interrupciones del embarazo se efectúan con medicamentos en un periodo menor a 24 horas y no con cirugías, lo que muestra que no se requiere de mucho presupuesto y si abasto de medicinas para llevar a cabo esos procedimientos, “a las mujeres se les tiene en monitoreo de varios días para valorar su estado de salud y después de ello se les sugieren métodos anticonceptivos”.

La presidenta de la asociación civil EAM llamó a las diputadas y diputados que votaran esa iniciativa, para actuar más allá de sus percepciones personales, religiosas o morales y ejerzan su trabajo para mejorar las condiciones de vida de las guerrerenses que están en condiciones de pobreza extrema y no pueden ayudar a sus hijos a cursar una carrera, “no deben olvidar el número de muertes de mujeres por procedimientos abortivos inseguros, clandestinos y en malas condiciones sanitarias”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *