Magistral presentación del libro «Psicotetapia Regresiva Transpersonal, Experiencias del Trabajo Terapeutico», del autor Rodolfo Garcia Chavez

Por: Alejandro Gómez Sotelo.

Pese a que la “Psicoterapia Regresiva Transpersonal” tiene un alto grado de importancia científica, al concebirse como una alternativa para ayudar a las personas que piensan que sus problemas no tienen salida, en México la investigación al respecto está muy limitada y por ello los profesionales de la psicología deben trabajar con las emociones de los consultantes para encontrar explicaciones serias sobre acontecimientos pasados, expresó el docente y conferencista, Rodolfo García Chávez.

Durante la presentación de su libro “Psicoterapia Regresiva Transpersonal, Experiencias del Trabajo Terapéutico”, el ponente aceptó que ese trabajo vivencial representó varios retos como el escepticismo, así como de situaciones que la ciencia no podía explicar, sin embargo, se hizo énfasis en la regresión como concepto terapéutico para trabajar en la energía perceptible, emociones, pensamientos y reacciones de la gente, con el objetivo de cerrar experiencias pasadas.

Con una amplia participación en congresos y eventos de tanatología y psicoterapia, así como en la impartición de talleres y cursos de entrenamiento en la materia, García Chávez consideró necesario ampliar el enfoque terapéutico y valorar que desde el siglo pasado existen investigaciones muy serias, compilaciones y experimentos científicos sobre la regresión donde se demuestra su importancia científica, aunque en México ese tipo de exploraciones están muy limitadas.

En su exposición, el conferencista habló de las emociones que afectan a ciertos sectores de la población como el miedo a expresarse en público que se consideran experiencias abiertas, debido a que en la infancia pudieron haber sido expuestos públicamente pero la persona no lo expresó y por lo tanto la experiencia no fue cerrada, “las experiencias pueden relacionarse a situaciones de la infancia, incluso, cuando estuvieron en el vientre materno”.

Bajo esa premisa, el autor del tercer libro escrito en México con esas características defendió que la ciencia otorga una explicación científica, en el sentido de que a través del cordón umbilical no solamente el concebido recibe los nutrientes sino también la energía, además de que en universidades se han realizado investigaciones serias sobre vidas pasadas que tienen explicación.

Rodolfo García Chávez, reconoció que en el enfoque regresivo se debe concebir como real lo que está sucediendo a los consultantes y partir de su realidad, con el objetivo de contar con las herramientas para responder al problema,” si la gente llega diciendo que escucha voces o parte de ella se encuentra en un ovni, el trabajo del psicoterapeuta consiste en que al salir del consultorio ya no escuchen nada y tampoco se suban al ovnibus”.

Puntualizó que todos los enfoques psicoterapéuticos tienen su importancia y eficacia, por lo que su libro “Psicoterapia Regresiva Transpersonal, Experiencias del Trabajo Terapéutico” es el resultado de la integración de diversos saberes de la terapia regresiva, reconstructiva, humanista, de vidas pasadas, tanatología y otras terapias y alternativas, además de que el trabajo cuenta con sustento científico y es producto de la práctica clínica.

Las comentaristas del libro fueron las psicólogas Monserrat María Cristina Alarcón Sáenz y Neydi Morales López, así como la tanatóloga María de Jesús Albavera Viveros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *